Miércoles Santo, 20 de abril: Procesión del Silencio

Fuentesaúco se cubre de silencio para acompañar al Cristo de la Agonía

La final de la Copa del Rey y el retraso de la procesión del Ecce Homo no impidieron que a medianoche numeroso público esperase en las puertas de San Juan Bautista la salida de la cofradía del Cristo de la Agonía que tiño de rojo la noche de Fuentesaúco.

A paso lento, sin detenerse, los cofrades en estricto silencio fueron cruzando la portada de San Juan con sus luminarias encendidas mientras el público esperaba la presencia impactante del Cristo de la Agonía. La imagen de principios del siglo XVI presenta a Cristo exhausto con los ojos entreabiertos a punto de exhalar el último aliento, el Crucificado desfila sobre una mesa de mediados del siglo XIX tallada para la Dolorosa antigua de la Cofradía de la Vera Cruz, Disciplina y Penitencia de Zamora.

La procesión del Silencio, organizada por la cofradía del Cristo de la Agonía, congregó un gran número de devotos que no se limitaron a ver transcurrir el desfile, multitud de saucanos fueron uniéndose a la comitiva que accedió a la iglesia parroquial tras media hora de recorrido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios