Sábado Santo, 23 de abril: Adoración a Jesús Yacente

Niños y adultos fieles a la tradición devuelven, por un día, la actividad a Santa María

En 1861 las actas de la Cofradía de la Vera Cruz ya recogían el ingreso de 44 reales por la Adoración de los niños al Santo Sepulcro, probablemente esta tradición viniese de mucho antes, y se ha mantenido hasta nuestros días. Históricamente el acto estaba pensado para los niños que eran subidos a la mesa del Santo Sepulcro para adorar la imagen de Cristo custodiada en su interior, en la actualidad el acto se ha ampliado a todos los fieles que desean acercarse a venerar la imagen de Cristo Yacente. Este año durante la Adoración a Jesús Yacente se repartió el olivo que exorna el paso de Jesús en Getsemaní  otra costumbre que se mantiene año a año.

El Santo Sepulcro estuvo expuesto a los fieles en la iglesia de Santa María, reabierta al público durante los días de la Semana Santa. Muchos saucanos aprovecharon para rememorar la grandeza de este templo, declarado Monumento Nacional en 1974 (en la actualidad es un Bien de Interés Cultural de Castilla y León), reviviendo anécdotas y curiosidades de la que fue el corazón espiritual de Fuentesaúco y uno de los templos de referencia de la Diócesis de Zamora.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.