Viernes Santo, 22 de abril: Procesión General del Santo Entierro

De Getsemaní al Sepulcro, la Pasión de Cristo recorre Fuentesaúco.

Quizás fue la influencia de Valladolid, o tal vez se importó de Salamanca como muchos rasgos de la Pasión Saucana, pero lo cierto es que la Procesión General del Santo Entierro es uno de los momentos álgidos de la Semana Santa de Fuentesaúco.

La tarde del Viernes Santo comienza en los Salones Parroquiales donde el revuelo de túnicas y capirotes envuelve un gran ambiente cofrade, los hermanos del Ecce Homo, el Cristo de la Agonía y el Santo Entierro ocupan las distintas salas del edificio para vestirse de cofrades. A las cinco menos cuarto, las tres cofradías forman sus filas en el exterior del edificio para dirigirse unificadas a la iglesia parroquial. Por su parte los nazarenos, hacen lo propio desde el local habilitado para vestirse.

A las cinco de la tarde tuvo lugar la Celebración de la Muerte del Señor, en una iglesia de San Juan llena en la que las cinco cofradías penitenciales de Fuentesaúco ocupan gran parte del aforo. Los cofrades tuvieron una gran presencia en la liturgia, recordando así el mensaje que subyace a las procesiones. Cumplida la Celebración era el turno de salir a escenificar la Pasión y Muerte de Cristo en las calles.

Para no cambiar la tónica de la Semana Santa, la lluvia volvía a acercarse a las puertas de San Juan. Una leve llovizna caí a las seis de la tarde lo que obligó a reunir a la Junta Pro Semana Santa para tomar una decisión sobre la procesión. El riesgo de lluvia podía dar al traste con una procesión cuyo tamaño dificulta la toma de decisiones una vez puesta en la calle. Con resignación se optó por una decisión que asegurase la posibilidad de resguardar las imágenes en caso de lluvia, la procesión saldría cuando dejase de llover dirigiéndose directamente a la Plaza Mayor rodeándola para subir a Santa María a despedir a los “pasos pequeños” y las Cofradías del Santo Entierro y la Soledad, finalizada la despedida regresarían a San Juan las cofradías e imágenes de dicho templo.

Con veinticinco minutos de retraso sobre el horario previsto la Cruz Parroquial de Santa María del Castillo, portada por un nazareno, inició la procesión. La Banda de Música Charrabanda inició los compases de una marcha para acompañar las salidas de los diferentes pasos.

El programa iconográfico lo inició Jesús en Getsemaní, (La Oración en el Huerto), seguido por Jesús atado a la columna,  ambas imágenes pertenecieron a la Cofradía de la Vera Cruz. La Cofradía del Ecce Homo, precedida por la Cruz Parroquial de San Juan Bautista, acompañó a su titular; un busto del siglo XVII que representa la presentación  de Jesús en el balcón de Pilatos y que va escoltado por cuatro ángeles que portan las Arma Christi. El siguiente tramo de la comitiva corresponde a la Hermandad de Jesús Nazareno que, portando las cruces de penitencia y acompañados de sus cirineos, acompañan la imagen de Jesús Nazareno en su ascenso al Calvario. El raso rojo de sus cofrades antecede la salida del Cristo de la Agonía, una dura imagen de Cristo exhausto con los ojos entreabiertos a punto de entregar el espíritu. Cristo muere en el Calvario cuando el Cristo de la Zarza, sencillo en sus reducidas dimensiones, cruza la portada de San Juan. La mesa del Cristo de la Zarza lucía un impactante adorno floral a base de claveles rojos, cardos, espigas y zarza que causó la admiración de los presentes. El cadáver inerte de Cristo es puesto en brazos de Nuestra Señora de las Angustias (popularmente conocida como Virgen de los Dolores), la imagen renacentista acoge con dulzura el cuerpo de Cristo, sosteniendo con delicadeza la mano izquierda de Cristo. El pendón blanco abandona San Juan, el cortejo enlutado de la cofradía del Santo Entierro acompaña al Santo Sepulcro, Cristo yace entre sábanas bordadas bajo el simbólico cementerio de los cipreses. La tarde del Viernes Santo se viste definitivamente de negro, mirad y ved si hay dolor como el mío susurra la Virgen de la Soledad entre el cortejo doliente de su cofradía.


Las cinco cofradías y los nueve pasos forman un compacto cortejo en el que se integran las insignias de las cofradías: estandartes y banderas precediendo a las distintas cofradías y las varas presidiendo delante de los pasos titulares. Con más de veinte minutos de distancia, entre la Cruz Parroquial de Santa María y la representación parroquial tras la imagen de la Soledad, la procesión discurrió por el recorrido alternativo accediendo a la plaza de Santa María  en escasos treinta minutos.

La Junta Pro Semana Santa estrenaba este año una nueva organización del acto de la Despedida. La histórica división del pueblo en dos provincias legó a la Semana Santa la tradición de que las imágenes de las dos parroquias se despidiesen al finalizar la procesión del Santo Entierro, antes de regresar a los templos de origen. Desde el año 2009 el acto se ha trasladado a la plaza de Santa María, debido las obras en la Ermita de los Dolores, aunque sin una estructura del acto clara.

Las cofradías e imágenes fueron accediendo a la Plaza de Santa María, ocupando la portada de Santa María “los pasos pequeños” mientras que el resto de imágenes y las cofradías se distribuyeron de forma organizada por la plaza. La ceremonia se inició con la tradicional reverencia de los “pasos pequeños” contestada por las imágenes expuestas al culto en San Juan: Ecce Homo, Jesús Nazareno, Cristo de la Agonía y Virgen de los Dolores. A continuación la Cofradía del Santo Entierro entró en la iglesia seguida de su paso titular que despidió a las imágenes presentes en la plaza. Finalizó el acto con la entrada de la Cofradía de la Soledad, la Virgen se despidió de su pueblo con tres sencillas reverencias antes de entrar en la iglesia.

Finalizado el acto, que contó con numeroso público, se inició la procesión de regreso hasta la iglesia parroquial, la Cofradía del Ecce Homo, la Hermandad de Jesús Nazareno, la Cofradía del Cristo de la Agonía y la Virgen de los Dolores desfilaron de regreso a un ritmo más tranquilo gracias al cielo despejado que garantizaba buen tiempo para el resto de la tarde.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotografías: Amador Zamorano

Anuncios